Observatorio Beyond the Line » »
Escrita por Mar Benavent

Sinceramente yo ya estaba cansada de encender el televisor y ver un sin fin de anuncios pésimos y sin ninguna gracia donde la creatividad brillaba por su ausencia. Que con esto no quiero decir que los anuncios malos se vayan a acabar de una vez por todas, porque supongo que siempre estarán ahí, pero al menos veo una luz radiante que los eclipsa poniendo un punto y final a ese bucle que parecía no tener fin. Y es que la creatividad en publicidad es buena para todos. Así, cuando las cadenas anuncien sus 7 minutos de publicidad, la gente no querrá salir corriendo. Con buenos anuncios, las marcas, a través de las agencias, consiguen establecer un vínculo emocional con sus consumidores. Pues bien, hablemos del cambio.

Este año en Cannes, la delegación española se ha llevado nada más y nada menos que 48 leones, 11 más que en 2014. Es evidente que una ola creativa está entrando con mucha fuerza en España. ¿Será que la crisis ha dejado de contagiar de negatividad nuestras mentes?, ¿será que nuestros creativos han olvidado ese bloqueo que les encarcelaba y han empezado a liberar sus mentes? No sé si esto de echarle la culpa a la crisis será una estupidez, o realmente es la crisis el motivo del cambio, pero lo que sí está claro es que nuestra comunicación está cambiando. Y a mejor.

En mi opinión, el proceso de creación es mucho más fructífero cuando estamos felices y radiantes. Los expertos dicen que se crea mucho mejor bajo presión, pero está claro que la de la crisis no ha venido bien a nadie. Tal vez se refieran a un tipo de presión más creativa, existencial o simplemente de tiempos, dejando a un lado la presión por un esfuerzo de ROI que al parecer nos ha contagiado a todos.

Y es que era el momento, amigos. Cuando uno se obceca en algo, se construye una tremenda barrera de “noes” que es muy difícil de acallar, al final se trata de una actitud ante la vida. Pero claro ¿quién iba a ser el iluso que ignorara la crisis y contagiara a todos de positividad? Seguramente lo hubieran llamado loco y poco considerado, aunque para un creativo eso tampoco hubiera sido un problema. La actitud con la que te adentras en las cosas es fundamental para que estas salgan bien y, si todos estábamos pesimistas, al final las campañas han podido contagiarse de esa desgana. Oye, que igual no es tan estupidez esto que digo de la crisis, yo no impongo nada, ni mucho menos pretendo con esto sentar cátedra, simplemente aquí dejo mi reflexión.

Otro aspecto a observar es el tipo de creatividad que ha triunfado y, sin ir más lejos, en el pasado festival de Cannes hay que destacar la campaña “Hologramas por la libertad” de DDB Spain, que ha sido todo un éxito. Como vemos, el avance de las tecnologías está siendo un ineludible aliciente en la creatividad. Los creativos siempre han tenido barreras a la hora de crear porque no eran capaces de proyectar las ideas tal cual las tenían en su mente, por aspectos técnicos o de medios. Pero ahora que cualquier cosa puede ser un medio, y que las tecnologías nos ayudan cada vez más, el mundo puede darle rienda suelta a los creativos…

La nueva era creativa se acerca, ¿y tú, te adhieres al cambio?