Observatorio Beyond the Line » Actividades » Leyendo al sector

 Escrito por Irene Castillo Hernández.

multitareaLa crisis económica que llevamos sufriendo desde hace años a afectado a muchos sectores, y entre ellos el de la publicidad y los medios de comunicación.

Sin embargo cabe destacar que aquellos ‘visionarios’ que condenaron a la Televisión estaban muy equivocados, pues este medio, ha sabido adaptarse a los cambios y evolucionar con éstos hasta tal punto que 2015 podría suponer el despegue definitivo de una nueva forma de entender la televisión. Y es que ¿cuántas veces habremos oído que crisis es igual a oportunidad?

 “Pienso sinceramente que estamos ante un año de cambio profundo”.

Iñaki Plaza – Director de Marketing Comercial y Operaciones de Pulsa.

 En la pasada edición de la revista CTRL – Enero de 2015, expertos en planificación de medios y marketing comercial y estratégico compartían sus experiencias y opiniones con respecto a la adaptación televisiva.

A lo largo de la entrevista, todos están de acuerdo en que la televisión ha salido reforzada de la crisis con nuevas fórmulas multipantallas y multidispositivos. Y es que el consumo de televisión ha cambiado en los últimos años de manera considerable, pues existe un alto porcentaje de personas que no consumen televisión en el televisor, si no que lo hacen desde otros dispositivos (webs, smartphones, tablets). El consumo televisivo ya no es exclusivamente lineal, si no una complementariedad entre Web y Televisión.

Según los datos de ComScore, el pasado mes de Octubre se consumieron más de 90 millones de vídeos en las webs de las tres principales plataformas del país: RTVE, Mediaset y Atresmedia, este último con más de 25 millones de usuarios durante ese mes.

J.M. González Pacheco – Director de Atresmedia Digital, explica a CTRL que tratan de “poner los contenidos online en todos lo canales de distribución y los dispositivos de recepción de internet cuya explotación sea comercialmente rentable”. Es decir, ofrecer los contenidos en abierto para así llegar al mayor número de usuarios posibles y rentabilizar la apuesta con publicidad, pues son cada vez más los usuarios que ‘aceptan con agrado’ las interrupciones publicitarias si los contenidos son gratuitos.

¿Cómo afecta esto al consumidor y a la publicidad? En primer lugar, y en el caso de la televisión de pago, ha jugado un papel importante en los últimos años, segmentado a la audiencia por canales temáticos, por ejemplo, haciendo hincapié en el deber de conocer cada vez más y mejor al consumidor por lo que el medio se ve necesitado de una medición real en las cadenas de pago, personal e individualizada y no a nivel familiar, como hasta ahora se ha ido haciendo. Cuándo y cómo.

Los nuevos modelos televisivos han obligado a replantear el modelo publicitario en este medio. Ejemplo de ello es el canal británico Sky, que está trabajando en un modelo publicitario inteligente; one to one, una publicidad específica para cada tipo de persona, para cada segmento del target, que deriva en el lanzamiento de distintos mensajes para distintos consumidores de un mismo producto o servicio.

Por otra parte no podemos obviar el tema de la piratería, un problema que se ha visto incrementado por el auge de los nuevos dispositivos que han conseguido que la piratería sea más sencilla de llevar a cabo.

Rafa Llopis, Director de Medios de Canal +, defiende que es de vital importancia que se fomente la interacción con la audiencia, enriqueciendo los contenidos para así involucrar al televidente hasta el punto de interactuar de manera activa con los contenidos y tener un canal, de pago en este caso concreto, como referente.

Creatividad y Target. La creatividad publicitaria sigue siendo, sin lugar a dudas, un factor clave importantísimo en las nuevas formas publicitarias televisivas. Prueba clara de ello son los anuncios de Youtube​. Y es que una de las conclusiones más importantes es que se debe optimizar el impacto publicitario y llegar con más efectividad a la persona sin que ésta se sienta invadida, enganchar al consumidor para que no pulse en ‘saltar anuncio’. 

Y es que la televisión conectada -tanto pública, privada o de pago- junto con el vídeo online, ofrecen un terreno perfecto para las campaña publicitarias, amplificando los contenidos de los medios convencionales.