Observatorio Beyond the Line » Expertos » Tendencias de marca

Observatorio:¿Cómo esta cambiando la publicidad?

Steve : Creo, como dije en mi ponencia, que la gente está perdiendo de vista lo básico de esta profesión. Por ejemplo, no veo a mucha gente que tenga en cuenta el verdadero valor de una idea. No entienden lo que una idea creativa es y para lo que sirve, no entienden tampoco lo que es un buen brief. No se tiene en cuenta que hay que estudiar al público objetivo. Hay gente que olvida los fundamentos de cómo hacer buenos anuncios.

¿Cómo crees que las marcas están reaccionando ante la crisis?

Recortando el presupuesto para publicidad. De todas formas, creo que las crisis son siempre buenas oportunidades. Durante los buenos tiempos, muchas malas agencias sobreviven con trabajos mediocres y como el dinero entra, no importa demasiado. Sin embargo, cuando las ventas caen, como dice el dicho, cuando baja la marea se ve quién está nadando desnudo. Hay muchas agencias que han estado nadando desnudas y ahora nos estamos dando cuenta de cuáles eran. Yo abrí mi agencia, HTW, en el año 2001, en un momento de recesión y no obstante nos fue bien, porque sabíamos lo que hacíamos.

¿Cómo puede una marca desmarcarse de su competencia?

Siendo conscientes de que el consumidor es el objetivo de nuestra comunicación. Muy raramente se trabaja teniendo en cuenta la forma en que el consumidor va a recibir nuestra publicidad. Deberíamos tenerle siempre en nuestra mente a la hora de diseñar nuestras campañas y de este modo haremos trabajo exitoso. Haz piezas que no pasen desapercibidas, cuéntale cosas interesantes al consumidor.

¿Cuáles son las claves para hacer buena publicidad?

Muy sencillo. Encontrando el problema del consumidor y mostrándoles cual es nuestra solución a ese problema, una proposición que explique esta solución, encontrar una idea creativa que dramatice o demuestre esa solución y finalmente tener tiempo para hacer todo eso correctamente. No podré darle la importancia suficiente a lo fundamental que es tener el tiempo necesario para ejecutarlo todo bien.

Por Nuria Silla, alumna de 4º de Publicidad  del CEU UCH y miembro del Observatorio Beyond The Line