Observatorio Beyond the Line » Actividades » Leyendo al sector

Escrito por Mónica Hurtado.

“Hoy las marcas no solo han de crear conversaciones. Tiene que unirse a las ya existentes.” Esta frase de Dani Seuba, creative and strategic director de la revista Interactive del número 146, refleja muy bien la situación actual.

La sociedad ha cambiado, las formas de comunicarse, las formas de conversar, y por lo tanto la creatividad, la publicidad y las empresas deben adaptarse y evolucionar con ella.

La creatividad y las empresas no pueden anclarse en el pasado, pensar que con dos spots y un perfil en alguna red social tienen su comunicación solucionada. No basta con eso, hay que pasar de la táctica a la estrategia. El proceso es generar contactos en redes sociales generalistas y en otros entornos más aspiracionales, para así poder conocer a los consumidores con los que la marca debe relacionarse, y esto se puede llevar a cabo desde las ya nombradas páginas en redes sociales o innovando un poco más, por ejemplo aplicando la creatividad a las App.

Un claro ejemplo de esto son campañas como la de Affinity y su Lanzamiento Comunimals, de la agencia CP Proximity Barcelona. Y es que, aprovechando que la mayoría de usuarios comparten fotos de sus mascotas, esta marca decidió crear un espacio para compartirlas todas, www.comunimals.com . Con un portal con una parte didáctica, parte social, parte de asesoramiento, recetas para mascotas, además de un programa de fidelización y venta. Todo una forma de establecer conversación con sus clientes actuales o futuros posibles clientes.

Captura de pantalla 2013-12-02 a la(s) 11.32.41

Otro ejemplo a destacar es el de Audi y su “task killer”, de la agencia DDB España. Estos han desarrollado una App que utiliza el mismo principio que el sistema Audi start-stop, la tecnología para ahorrar energía que apaga directamente el motor cuando se detiene el coche para consumir menos. Esta App detecta que aplicaciones están abiertas durante más tiempo si utilizarse y envía una notificación al usuario para cerrarlas. Además, para comunicarlo, han creado un video didáctico y lo han compartido en los Canales sociales propios de la marca.

Podemos encontrar algunos ejemplos más de empresas y marcas que ya están adaptando su forma de llegar a su público. Pero aún queda mucho camino por recorrer. La creatividad en la red está aún muy dormida; se ha progresado en los últimos años, pero queda mucho por avanzar, por crecer, por innovar… Y eso, en parte, depende de nosotros, los profesionales de la comunicación.

¿Hasta qué punto los blá blá blá nos llevan a enganchar al público, o nos vamos a convertir en un patio de vecinos?