Observatorio Beyond the Line » »

La noticia del estudio “secreto” realizado por Facebook muestra la débil frontera entre la libertad expresada en las redes sociales y la manipulación de contenidos para generar actitudes e incluso conductas.

La revista Proceedings publicó dicho estudio que llevó a cabo Facebook durante una semana de enero del 2012. Manipuló las cuentas de cerca de 700.000 usuarios para poder estudiar su ‘contagio emocional’ y conocer más a sus usuarios. Y esto se llevó a cabo de manos de científicos de universidad con el objetivo de saber si el número de mensajes positivos o negativos leídos por los usuarios influía en el contenido de lo que estaban publicando ellos mismos en la web. 

La reacción entre los usuarios ha sido de profundo desagrado, pues merma la confianza en estas plataformas sociales y se cuestiona aspectos éticos que en principio se daban por cumplidos.

Si es tan fácil cambiar un contenido, mediante manipular el algoritmo del site, la reacción de Facebook debería ser inmediata desarrollando barreras para que esto no suceda. Algoritmos que impiden el paso de otros algoritmos….  

Recuperaremos la confianza?facebook-ouch