Observatorio Beyond the Line » Actividades » Leyendo al sector

Escrito por Julia Monedero.

¿Cómo atraer a la gente a nuestra tienda a través del móvil? ¿Cómo venderles nuestros productos?

¿Sabes que tú móvil no se aleja de ti más de lo que puede hacerlo tu mano? Forma parte de nuestra vida, como una extensión de nuestro cuerpo y si no lo tenemos parece que nos falta una parte de nosotros.

Cada día más gente usa su móvil, no solo para llamar o comunicarse con sus contactos, si no para multitud de actividades (comprar, mirar las noticias, como herramienta de trabajo…) y esto lo saben casi todas las marcas, ya que tienen una oportunidad enorme que puede generar una ventaja competitiva para ellas, PERO… (Siempre hay una pero) no se puede tomar esta herramienta a la ligera, si lo haces, hazlo bien porque hay mucho en juego, los empleados, la imagen de marca, la relación con los stakeholders….

Lo primero es mentalizarse de que si decides hacer m-commerce tienes que conseguir que el público tenga la mejor experiencia posible a través de su móvil. Pero ¿Cómo creo una web que me ayude a vender a través del móvil?

La estructura de capas es la más efectiva en estos casos:

  • 1º etapa. Skin, la apariencia: es importante que sea atractiva y fácil de entender y utilizar, para ello existen diseñadores gráficos creativos. La palabra clave es responsive web design (diseño web adaptativo)
  • 2º etapa. La capa intermedia: Tiene que ser realizada por aquellos que están implicados y empapados de la filosofía y valores del negocio. Proporcionar a la página web la personalidad de la marca.
  • 3º etapa. El sótano: aquí es donde se establece la base de datos, el lugar en el que se genera valor a partir de la información

Es fundamental seguir buenas prácticas y que cada empleado deje huella de su trabajo para potenciar el sentido de pertenencia y es un error hablar solo de números cuando hablamos de m-commerce.

No debe de tratarse de una página normal donde mostraremos nuestros productos, tienen que ofrecer contenido interesante, una oferta nueva, una imagen llamativa…

¿La clave? Haz vivir tu negocio a través de la web, dale el mejor aspecto, hazla amigable, dale una personalidad y sobre todo interactúa con tus clientes y conviértelos en tus amigos