Observatorio Beyond the Line » Actividades » Leyendo al sector

Escrito por Julia Monedero Núñez

Este 2013 se ha realizado la 15º edición del estudio “Navegantes por la red” realizado por AIMC, cuyo objetivo principal es conocer en detalle al internauta y sus hábitos en la utilización de internet. La primera edición de este estudio tuvo una gran repercusión y desde 1996 se realiza anualmente.

La última edición traía consigo datos muy interesantes y clarificatorios sobre el uso de internet para la empresas. Una de los datos más llamativos, por su ambigüedad, es que el mayor problema que tiene internet, según los encuestados, es la publicidad que existe en la plataformas que lo construyen.

Actualmente es algo normal que las empresas hagan publicidad en internet, banners de todo tipo, spots en contenidos audiovisuales (Youtube, televisión on-line), etc ya que este medio se ha convertido en el segundo con más espectadores, después de la televisión. Pero la publicidad en Internet ¿es beneficiosa?; a lo que hay que sumarle una importante pregunta más ¿consigue el efecto deseado en los internautas?.

Todos sabemos que la publicidad intrusiva no es del agrado de nadie y ver que este es el mayor problema que encuentran los usuarios en internet es, cuanto menos, llamativo. Pero como se suele decir, todo tiene solución.

Existen formas de publicidad que además de no ser intrusivas, resultan divertidas e interesantes para los usuarios, la gamificación es uno de ellos.

Esta técnica consiste en emplear mecánicas de juego en entornos y aplicaciones, que no tienen porque ser lúdicas, con el objetivo final de potenciar la motivación y la fidelización.

Esta herramienta comenzó cuando se dieron cuenta que los juegos atraían al público y se utilizó para crear fidelidad hacia las empresas, además no es solo una herramienta que pueda usarse on-line si no que se puede llevar más allá y trasladarlo fuera de la pantalla.

Un ejemplo de gamificación es el construido por Pepsi y The X Factor. Se lanzó una página web  patrocinada por Pepsi donde se podían comentar todas las galas The X Factor, cuantos más comentarios pusieras y más interaccionaras con los demás usuarios, más puntos te daban, generando un ranking para saber quién era el mayor fan del programa, además de ganar premios. Esta iniciativa tuvo mucho éxito y nos deja ver que no hace falta ser intrusivos para ganarte el favor de los internautas.

Continuando con los ejemplo, Google es muy aficionada a cambiar la cabecera de su buscador por juegos, vídeos o simplemente una gráfica curiosa o divertida. En este caso los usuarios no se sienten intimidades por la marca, si no que ellos mismos la buscan, resaltando lo más importante que no la conciben como publicidad aunque lo sea.

Si internet ofrece tantas oportunidades creativas y sobre todo comunicativas ¿Por qué no aprovecharlas para que el internauta sea el que se interese por ti? ¿El que se divierta contigo?