Observatorio Beyond the Line » Actividades » Observando al sector: cosas que pasan

Escrito por Rubén López.

El perfil del espectador de TV ha sufrido grandes cambios durante la última década debido al crecimiento explosivo del vídeo online, cambios que no parece que se vayan a detener. Se prevé que la visualialización de vídeos en Internet siga creciendo durante los próximos años.

 Valencia, 18 de Diciembre de 2014. El telespectador tradicional está más conectado que nunca a las pantallas y dispositivos que tiene alrededor. Los avances tecnológicos han significado sobre todo una mayor libertad para el consumidor y más oportunidades. Esto también supone una importante ventaja para las marcas, ya que dispondrán de más vías para llegar a éstos.

 Podríamos decir que es vox pópuli que el vídeo online tiene futuro. Aunque la televisión mantiene su liderazgo en el reparto de la inversión con un 40% de volumen, internet se consolida en una cómoda segunda posición, siendo el único medio convencional que aumenta su inversión respecto al año anterior. YouTube lidera el ranking de sitios de internet por visitantes únicos, y tres portales de cadenas tradicionales están en el Top 10 de los sitios más visitados.

 No menos importantes son los dispositivos móviles. El multiscreen se consolida cada día más: el 90% de los internautas móviles usa el móvil mientras ve la televisión, y el 79% usa una tableta. Esto ya es un hábito, especialmente atendiendo a las redes sociales y la mensajería instantánea. Pasamos 246 minutos al día ante la pantalla, y los dispositivos móviles –y pantallas- ayudan a retroalimentar el contenido audiovisual.

 En paralelo encontramos a los smartphones: el 96% de los hogares españoles cuenta al menos con uno, y el 45% de la población accede a Internet desde ellos. A su vez, el 90% de los medios de comunicación españoles creen que los consumidores aumentarán significativamente el tiempo que pasan viendo vídeos en sus smartphones durante los próximos tres años.

 La tendencia también apunta al aumento del streaming. El 64% de los medios españoles cree que el consumidor aumentará el tiempo que pasa viendo su programación discretamente en sus sitios web. En cualquier caso, el espectador multipantalla tiene más hambre de televisión: la mayoría confiesa que no seguiría determinados programas si no fuese gracias a pantallas distintas a las tradicionales.